un blog de opiniones con mate lavado

el peloduro

Se cuenta que un grupo de personas se divertía con el peloduro del pueblo, un pobre infeliz que sobrevivía haciendo pequeños mandados y recibiendo limosnas.

Diariamente llamaban al peloduro al bar -su lugar de reunión- y le ofrecían escoger entre dos monedas:  una de tamaño grande de 50 centavos y otra de tamaño menor, pero de 1 peso.

El tipo invariablemente agarraba la más grande -y menos valiosa- lo que resultaba en risas para todos la risa general.

Un día, un extraño que observaba la escena llamó  al desprevenido y le preguntó si no se daba cuenta que la moneda de mayor tamaño valía menos…

La respuesta lo sorprendió: Lo sé, vale la mitad. Pero el día que escoja la otra, el jueguito se acaba y me quedo sin mi moneda.

El extraño se fué pensando. Quien parece peloduro, no siempre lo es.  Los asumidos inteligentes, pueden equivocarse. La ambición puede acabar con nuestros ingresos. Y podemos estar bien, aún si el mundo entero se burla de nosotros: no conocen nuestras razones…

que opinas tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s