un blog de opiniones con mate lavado

hambre de bronce

(gracias Renato)

Varias fuentes coinciden al señalar que el cirujano autor del primer transplante de corazón Dr. Chrisitan Barnard insistía casi con obstinación que no era el suyo “un logro personal sino de todo el equipo”

Como no podía ser de otra manera, nadie le dió pelota y el tipo vióse lanzado a la fama de la noche a la mañana, para alimentar nuestra lamentable adicción por la gente de bronce🙂

Recordemos como fué el episodio del primer transplante de corazón y conozcamos a Hamilton Naki , uno de los miembros de aquél equipo…

El 2 de diciembre de 1967, Denise Darvaald, una joven blanca atropellada al cruzar una calle, fue trasladada con urgencia al Groote Schuurhospital (El Cabo), donde se le diagnosticó muerte cerebral, aunque su corazón seguía latiendo.

En otra cama del mismo hospital, Louis Washkansky, un tendero de 52 años, agotaba sus últimas esperanzas de vivir. Entonces, el Doctor Barnard decidió intentar el trasplante. En una épica intervención de 48 horas, los dos equipos lograron extraer el corazón de la joven e implantarlo en el cuerpo de Washkansky. Los asistentes recuerdan la delicadeza con la que Naki limpió el órgano de todo rastro de sangre antes de que Barnard volviese a hacerlo latir en el pecho del hombre.

Pero, ¿qué hacía Hamilton Naki, un ciudadano de segunda, que había abandonado los estudios a los 14 años por necesidad, en medio de una de las operaciones más destacadas del siglo? Quizás las palabras del célebre Barnard, poco antes de su muerte, lo resuman: “Tenía mayor pericia técnica de la que yo tuve nunca. Es uno de los mayores investigadores de todos los tiempos en el campo de los trasplantes, y habría llegado muy lejos si los condicionantes sociales se lo hubieran permitido”.

[leer artículo completo en el obituario del Diario El Mundo]
En fin, mi opinión es que dos males no hacen un bien.  Ya se hizo daño a esa valiosa persona por el mero hecho de que su piel fué obscura, intentemos no hacérselo a otras por la sola razón de que su piel es clara.  Aprendamos a escuchar, si hubiéramos prestado mayor atención a lo que decía Barnard nos habríamos dado cuenta mucho antes de qué estaba hablando…

que opinas tu?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s